El Real Madrid ha estado pasando por malos ratos desde que Cristiano Ronaldo dejó el club para irse a Turin a defender los colores del negri-blanco equipo italiano, y es que el club merengue no ha podido salir de una mala racha de temporadas en que no vuelve a brillar ningún goleador que los ponga a gozar y triunfar en competiciones como la Champions League, la liga española o las Copas de España donde solía hacerlo en el pasado. Ya con las constantes criticas de la hinchada por las malas decisiones tomadas tanto fuera como dentro del campo se piensa esta vez en un intento mas por lograr una línea ofensiva fuerte y estable con jugadores de alta contundencia, y esa posibilidad esta vez recae en el senegales Sadio Mané, el cual el Real Madrid ha estado pretendiendo ya por muchos meses y espera entrar a negociar con el Liverpool a pesar de que el jugador es casi que indispensable en el ataque del equipo ingles, pero que también considera, en caso de vender a Mané, encontrar un buen reemplazo en jugadores como Timo Werner que podría cerrar por unos 50 o 55 millones de Euros y esto significaría un gran alivio en su economía casi que sin perder el nivel que actualmente tiene el club. Por parte del Real Madrid la transacción también le seria favorable para contratar los servicios de Mané que le podría salir por poco mas de 140 millones de Euros pero seria suficiente para reforzar la punta del Madrid, y mas si se tiene en cuenta que algunos jugadores del Madrid ya no son los mismos de antes, y estamos hablando de casos como el de Gareth Bale y James Rodriguez que mas allá de no estar en su rendimiento mas optimo en comparación a temporadas pasadas, los dos jugadores no tienen al parecer una buena relación con el actual técnico Zinedine Zidane según el periodista Frédéric Hermel que hace poco publicó su libro sobre el entrenador francés y estuvo muy de cerca conversando con él. Esto quiere decir que el técnico difícilmente los tendrá en cuenta para la próxima temporada por lo cual querrá sacarlos lo más pronto posible para concentrarse en el arribo de nuevos jugadores que se acomoden más a sus directrices técnicas y sean más de su agrado tal como lo es Mané, que lo consideraría un buen canje en caso de que se quede vistiendo la camiseta blanca.



La próxima temporada de fichajes llegará pronto y todos estos rumores se materializaran a favor del Madrid o por otro lado podrían ser fichados por otros equipos también interesados y que no bajaran la guardia en pelear por lograr hacerse de sus servicios. La pandemia del coronavirus ha ralentizado un poco todo últimamente y esperamos todo se pueda normalizar pronto para culminar el año sin muchos contratiempos.